Publicado el Deja un comentario

Aromaterapia y embarazo (I): lista de aceites prohibidos y aceites recomendados

¿Te preguntas si es bueno usar aceites esenciales durante el embarazo?

Tal vez has escuchado en en alguna ocasión que los aceites esenciales son altamente tóxicos para las embarazadas.

Pero… ¿porqué es el único colectivo que tiene limitaciones en utilizar los aceites esenciales?

Quizá sea debido al desconocimiento o a una actitud conservadora. Según mi punto de vista, sí puedes beneficiarte de las increíbles virtudes de la aromaterapia estando embarazada. Solo que, Para hacerlo de forma segura, necesitas estar bien informada. Necesitas saber qué aceites debes evitar, cuáles puedes usar y tener alguna pauta para crear tus propios preparados.

Para ayudarte, esta semana te traigo 2 artículos. Este que lees ahora, con un listado de los aceites a evitar y los aceites recomendados. Y este otro, con fórmulas concretas listas para usar 🙂

¿Vamos?

Preciosísimas las fotos que nos ha prestado
Maria de Acro Yoga Mind para ilustrar el post

Aceites esenciales y embarazo: precauciones

Las plantas son una medicina sagrada que ha acompañado nuestras vidas desde el inicio de los tiempos. Se dice que los aceites esenciales e hidrolatos son el alma de las plantas. Éstos trabajan no solo en la piel, sino también sobre las hormonas, nervios, tejidos y órganos. Sus aromas afectan a nuestras emociones y pensamientos más profundos.

Hay tres vías principales para utilizar los hidrolatos y aceites esenciales: 

  • por vía externa, a través de la piel
  • por vía interna, a través de la ingesta
  • y por inhalación

Usados adecuadamente y con prudencia no sólo alivian muchos trastornos comunes en los meses de gestación, sino que también pueden ayudar durante el parto.

Recomendaciones MUY importantes:

  • utiliza los aceites esenciales en dosis muy bajas
  • nunca los ingieras
  • asegúrate de que no estén en el listado de tóxicos
  • asegúrate de que sean puros
  • sigue tu intuición
  • ante la duda, contacta con un@ profesional

NO usar aceites esenciales ni hidrolatos de:

  • Hisopo (Hyssopus officinalis)
  • Perejil (Petroselinum crispum)
  • Poleo menta (Mentha pelargonium)
  • Romero quimiotipo alcanfor (Rosmarinus officinalis camphoriferum)
  • Ruda (Ruta graveolens)
  • Sabina (Juniperus sabina)
  • Salvia española (Salvia lavandulaefolia)
  • Salvia real (Salvia officinalis)
  • Tuya (Thuja occidentalis)

EVITA aceites esenciales irritantes como:

  • Clavo (Eugenia caryophyllus)
  • Canela (Cinnamomum cassia)
  • Orégano (Origanum compactum)
  • Tomillo fenol y carvacrol (Thymus vulgaris)

Los mejores aceites esenciales para aliviar algunas de las molestias asociadas al embarazo

  • Eucalipto limón (Eucalyptus citriodora)
    Para el dolor de espalda.
  • Incienso (Boswellia carterii)
    Expectorante, estimula las defensas inmunitarias.
    Evita la aparición de estrías.
  • Lavanda (Lavandula angustifolia)
    Ayuda a aliviar el dolor, da ánimos y reduce la ansiedad.
  • Limón (Citrus limon)
    Para el dolor de cabeza, ansiedad e insomnio.
  • Manzanilla romana (Anthemis nobilis)
    Antiinflamatoria, tensión nerviosa, contracturas cervicales y en el trapecio.
  • Rosa (Rosa damascena)
    Combate la fatiga. Promueve la relajación durante las contracciones.
  • Salvia sclarea (Salvia sclarea)
    Muy utilizada para aumentar las contracciones durante el parto.
  • Jazmín (Jasminum officinale)
    Actúa como tónico uterino y analgésico. Ayuda a la salida de la placenta.

Si quieres compartir algún comentario, experiencia o duda estaré encantada de leerte en los comentarios. 

¡Ah! Y no te pierdas el siguiente artículo, donde comparto algunas fórmulas y recetas para que puedas realizar tus propios preparados.

Gracias por estar al otro lado, ¡seguimos!

Òria

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.