Plantas medicinales y otras maravillas para acompañar tu ciclo menstrual

El ciclo menstrual es mucho más que sangrar

Estoy segura que a estas alturas ya has leído un montón sobre las distintas fases del ciclo menstrual y ya sabes que en las mujeres habita un ritmo cíclico y cambiante. Como las estaciones de la naturaleza, como las fases de la luna, como los momentos del ciclo vital. Como en la Vida.

Sí, somos cíclicas y complejas. En el sentido más bonito de la palabra.

El ciclo menstrual es mucho más que los 4, 5 o 6 días durante los que estamos sangrando. Comprende todos los momentos por los que pasamos desde el primer día que nos viene la regla hasta el día anterior de la siguiente regla.

Durante este período pasamos por 4 fases muy distintas: la Menstrual, la Preovulatoria, la Ovulatoria y la Premenstrual. Y en cada una de ellas «estamos» de un modo muy distinto. Estamos distintas en el cuerpo, las emociones, la actividad mental, la creatividad, la sociabilidad o la sexualidad, por ejemplo. Anna Salvia nos lo explica así de bien, haciendo hincapie en los procesos fisiológicos:

“Las fluctuaciones en los niveles de las hormonas sexuales provocan cambios en el metabolismo, la temperatura, la retención de líquidos y el peso corporal, las necesidades nutricionales, el nivel de azúcar en sangre, el ritmo cardíaco, la capacidad pulmonar, el sistema inmunitario, la piel, la orina, el umbral del dolor, las ondas cerebrales, la necesidad de dormir, la vitalidad, los sentidos, los pechos, el moco cervical, el cuello del útero, la medida y el color de la vulva, el deseo y la respuesta sexual, entre muchas otras”.

Anna Salvia. Viaje al ciclo menstrual.

Por descontado, las mujeres no estamos fabricadas en serie, así que no es igual para todas. Algunas mujeres no presentan ningún síntoma y otras nos vemos desbordadas por un montón de reacciones físicas y emocionales.

Durante los momentos más expansivos del ciclo podemos vivir una sensación de renacimiento, sentirnos llenas de energía, fuerza y vitalidad, sentirnos libres, bellas y capaces… en apertura hacia afuera. Durante los momentos más introspectivos, vamos pasando al recogimiento y podemos sentir que la capacidad de concentración baja, así como también la energía física, y en cambio aumenta la sensibilidad, la intuición o la conexión con el mundo de los sueños.

Cada una de estas fases conlleva una enseñanza. Aprender a observarlas es una preciosa tarea de autoconocimiento que nos conecta y reconcilia con nuestra naturaleza cíclica.  

Cómo acompañar la fase premenstrual con plantas medicinales. Los mejores aceites esenciales, hidrolatos e infusiones.

De los 4 momentos del ciclo, la fase premenstrual suele ser la más sufrida, la que presenta más síntomas y para la que buscamos más acompañamiento. Las plantas medicinales en sus diferentes usos (infusiones, tisanas, hidrolatos, aceites esenciales) son estupendas para restablecernos también durante estos momentos del mes.

Enseguida veremos cuáles son las más indicadas para la fase premenstrual. Pero antes quisiera apuntar que la fase premenstrual, a pesar de su mala fama, es un momento potentísimo. Algo así como la hora de la verdad. Se ponen de manifiesto muchos de los temas pendientes que durante el resto del mes quedan enmascarados por el chute de hormonas «amables».

Así que, si te sientes enfadada, triste o agotada, tal vez podrías aprovechar para tomar nota y ver si lo que toca es arremangarse para barrer de tu vida lo que te esté enfadando, entristeciendo o agotando.

Y luego ya lo celebras con un chupito de hidrolato 😉

Dicho esto, vamos al grano ↓↓↓

Aceites esenciales más recomendados para la fase premenstrual.

  • Absoluto de rosa (Rosa centifolia o Rosa damascena)
  • Salvia romana (Salvia sclarea)
  • Bayas de enebro (Juniperus communis)
  • Bergamota (Citrus bergamia)
  • Cardamomo (Elettaria cardamomum)
  • Ciprés (Cupressus sempervirens)
  • Geranio (Pelargonium graveolens)
  • Lavanda (Lavandula angustifolia)
  • Menta (Mentha piperita)
  • Niaulí (Malaleuca quinquenervia)
  • Palmarosa (Cymbopogon martini)
  • Ylang ylang (Cananga odorata)

¿Cómo usarlos?

  • Diluye las gotas de aceite esencial recomendadas en un aceite vegetal. Puedes usar aceite de oliva, de almendras o avellanas, por ejemplo.
  • Puedes usar tu preparado en el baño o bien como aceite de masaje.
  • Las zonas de aplicación más efectivas son:
    en el plexo solar (parte superior del abdomen)
    en las caderas
    en la zona lumbar del coxis
    entre el pliegue de los glúteos (pero sin llegar al ano) haciendo un suave masaje

Recetas para síntomas específicos en la fase premenstrual.

Si te sientes enfadada, tensa o agresiva:

  • Palmarosa 6 gotas
  • Bergamota 6 gotas
  • Lavanda 6 gotas
  • Aceite de almendras 30 ml

Si te sientes triste o deprimida:

  • Absoluto de rosa 2 gotas
  • Pomelo 8 gotas
  • Bergamota 5 gotas
  • Salvia romana 5 gotas
  • Aceite de almendras 30 ml

Si te sientes irritable y con el pensamiento desordenado:

  • Bergamota 14 gotas
  • Cardamomo 2 gotas
  • Ciprés 5 gotas
  • Salvia romana 4 gotas
  • Aceite de almendras 30 ml

Si te sientes cansada y sin energía:

  • Enebro 10 gotas
  • Ciprés 5 gotas
  • Geranio 5 gotas
  • Menta 2 gotas
  • Aceite de almendras 30 ml

Además de usar estas recetas también puedes tomar:

  • infusiones de manzanilla, jengibre, canela, orégano y hojas de frambuesa.
  • hidrolatos por vía oral. Los más adecuados son los de salvia, lavanda y menta.

¡Báilate el ciclo!

El ejercicio físico también te va a aportar muchos beneficios. La danza del vientre por ejemplo, es una enorme aliada para nuestra salud como mujeres. Sus movimientos esenciales se centran de manera muy localizada en la pelvis y el torso, ayudándote a relajar el diafragma y el útero. Bailar dibujando círculos, espirales o infinitos es un regalo para los sentidos y una manera muy accesible de mejorar tu salud. Tengas la edad que tengas y el estado físico que tengas. 

A propósito de esto, próximamente ofrezco dos talleres donde además de aromaterapia también habrá movimiento y danza:

Plantas y movimientos de la mujer y la luna
(este lo hago junto con Judit de Llum de lluna)
22 de junio en Clariana del Cardener

Aromaterapia para la mujer y danza del vientre
29 de junio en Les Preses, La Garrotxa

Si te apetece venir reserva ya tu plaza. ¡Son limitadas!

Libros recomendados:

  • Salvia Ribera, Anna. Viaje al ciclo menstrual, 2012.
  • Gray, Miranda. Luna roja. Gaia ediciones, 2010.
  • Northrup, Christiane. Cuerpo de mujer, sabiduría de mujer. Ediciones Urano, 2010.
  • Ann Worwood, Valerie. Aceites esenciales y aromaterapia. Gaia ediciones, 2018.

6 comentarios en “Plantas medicinales y otras maravillas para acompañar tu ciclo menstrual”

  1. M’ha encantat l’article, quan parles de tot l’aspecte premenstrual, sorprèn que no es mencioni l’oli de Onagra, no es pot elaborar de forma natural, o tal vegada no s’hi considera.
    Una abraçada

    • Hola Maria Teresa,

      Moltes gràcies!

      a l’article parlo a nivell d’olis essencials, hidrolats i infusions és per aquest motiu que no apareix l’onagra. A banda dels que comento hi ha altres mètodes per tractar certs aspectes del cicle menstrual. Un d’ells és l’oli vegetal d’onagra com bé dius. Aquest s’obté de l’extracció del premsat de les llavors d’aquesta planta i es pren per via interna. Sempre s’ha d’assegurar que sigui onagra pura i que no hi hagi altres ingredients no naturals en la seva composició.

      Una abraçada 🙂

  2. Hola Oria , mira yotambien soy una enamorada de las plantas aromáticas y tambien destilo y guardo como tesoros los aceites esenciales y , por supuesto , los hidrolatos, Los cuales utilizó para elaborar mis cosmeticos y productos de higiene.
    Este mundo es un continuo aprendizaje y como veo que eres experta , quizás ,e podroas calarar un tema sobre el destilado de la manazanilla . El año pasado destilé y el hidrolato , me salió amarillo , por supuesto la cantiada de aceite esencial superminimo , y este año vuelvo a recolecetar y destilar y me sale el hidrolato transparente ¿por qué ?,.
    y otro tema , sobre el uso de los hidrolatos por via oral ¿ Se podrían utilizar en repostería? y¿ para helados ?

    • Hola Yolanda!

      Por lo que me preguntas del color del hidrolato; cuando se obtiene el hidrolato en una destilación siempre debe ser transparente o bien con un puntito lechoso pero nunca de color. Supongo que ese color amarillo es porque debía quedar quemado o has acelerado el tiempo de destilación. Así que el segundo que hiciste tiene pinta que estará bien 🙂

      No hay problema en ingerir hidrolatos, siempre y cuando sepas que están en buen estado y que no presentan microorganismos. Para ello yo recomiendo que se tome una muestra y se analice. Hay un patógeno moho que le llaman «aspergillus» que puede causar micosis sistemica de pulmón y puede estar presente en algunos casos, así que mejor asegurarse. Pero si el hidrolato está bien, puedes utilizarlo en tus comidas sin problema! Se cocinan en frío o se añaden al final.

      Un abrazo grande y feliz día!!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

WhatsApp Hola :)

¡Hola! Esta web, como todas, usa cookies. Si lo necesitas puedes leer más info. Para seguir navegando, dále a "aceptar" más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar